Peluquería en Oviedo

Muchas de las clientas de nuestras peluquerías nos preguntan qué hacer con el color del pelo para que no tire a amarillo o naranja. Y es cierto que cada vez veo a más gente por la calle con este tipo de colores gastados y con aspecto desaliñado. Como comúnmente decimos "amarillo pollo" o "pajizo".

Es un tema un tanto peliagudo. Depende de la base del color, ya sea natural o teñido, de la aclaración parcial o total (sol, piscina, mechas o tintes) y todo ello puede suponer un problema para vosotras o incluso para nosotros, los peluqueros.

Como norma general, siempre que acudís a nuestros salones con este problema intentamos paliar estos tonos con correctores del color.

Cuando ya vemos que el color tiende a amarillear vamos eliminando los marrones o chocolates de la coloración ya que tienen mucha carga de rojo. En virtud de tonos beiges y cenizas, usando los principios básicos de la colorimetría, vamos consiguiendo llegar a los tonos deseados.

Para casa siempre recomendaremos usar champús azules-violetas o en su defecto mascarillas azules-violetas. Con este mantenimiento conseguiremos unos castaños o rubios muy naturales y glamurosos.

Siempre que tengáis algún problema con vuestro pelo debéis acudir a los profesionales y no experimentar en casa....el remedio puede ser peor.

Os esperamos en en nuestra peluquería de Avilés, Salinas, Oviedo y Las Caldas.